El gran problema del tráfico y comercio animal

El tráfico de animales silvestres, comprende el comercio legal e ilegal de especies de animales salvajes y/o productos derivados. Entre los productos derivados, algunos conllevan la muerte del animal.

Se habla de comercio ilegal de animales salvajes si la importación viola la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres o si viola las leyes nacionales de cuarentena u otras leyes que regulan el comercio de ciertos animales o productos (por ejemplo, vino de serpiente).

Por otro lado, a modo de diferenciación, El tráfico ilícito de vida silvestre es la expresión para describir cualquier crimen de naturaleza ambiental que incluya venta, contrabando, captura o colecta de animales en peligro de extinción, vida silvestre protegida (fauna y flora, sujetas a cuotas y reguladas por permisos legales), caza furtiva, sus derivados o productos, en contravención de leyes y tratados nacionales e internacionales.

Desde una mirada global, el tráfico ilegal de animales silvestres está llevando a numerosas especies al borde de la extinción, siendo un lucrativo mercado que mueve miles de millones de dólares por año.

Alrededor del mundo, el tráfico ilegal amenaza la supervivencia de un millón de especies ya que se estima que al menos 1 de cada 5 especies de vertebrados de la Tierra se compra y vende en el mercado de vida silvestre. A la desaparición de la fauna de la naturaleza se le suma la grave y constante pérdida de la biodiversidad.

Como una actividad criminal organizada, el tráfico ilegal ocasiona un gran sufrimiento a través de la caza furtiva, el manejo inadecuado y las terribles condiciones de transporte y cautiverio, siendo Asia el destino más importante de este gigante mercado negro de múltiples tentáculos, con China como principal país receptor.

Su existencia

Una de las razones por las cuales existe este comercio, es la suposición de que los animales silvestres, pueden ser considerados mascotas y por ello mantenidos en los domicilios, además de la obtención de los productos derivados para trofeos de caza, artículos de moda, objetos de arte, como uso fotográfico, ingredientes para la medicina tradicional, carne para el consumo humano, entre otros

Por ejemplo, en países como Vietnam, donde los ciudadanos ricos usan los cuernos de rinocerontes para el tratamiento del cáncer y la «cura de la resaca», aumentó el comercio de los mismos. De acuerdo a la WWF, esas creencias, los mitos urbanos y las promesas falsas de curaciones milagrosas para enfermedades mortales, incrementó su demanda a nivel mundial.

Tráfico y comercio animal en el territorio argentino

En el territorio argentino, gran parte de los animales silvestres capturados ilegalmente tiene como destino final el mercado de mascotas o colecciones privadas, siendo como puntos de venta ferias, veterinarias y petshops, sitios de e-commerce y redes sociales.

En el caso de las aves, su destino principal es venderse como “aves de jaula” o como parte de una colección privada, ya sea por sus colores, cantos o simplemente por su escasez en la naturaleza y así ser considerada un objeto de valor. También son buscadas para consumo, taxidermia o productos, como las plumas por ejemplo, para distintas manufacturas o artesanías. A su vez, pieles, cueros y otros subproductos son objeto de una gran demanda nacional.

“El tráfico ilegal de fauna silvestre, junto a la pérdida de hábitat y la introducción de especies exóticas invasoras, está llevando a muchas especies de aves a la extinción, como por ejemplo es el caso del cardenal amarillo” (Aves Argentinas , 2020)

Tomás Tabbita