El Sanatorio Finochietto: salud y ecología

El Sanatorio Finochietto es un centro asistencial privado en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, que presta servicios de cuidado y atención en maternidad y patologías clínico quirúrgicas prevalentes. Pero este establecimiento no solo se encarga de cuidar la salud de los ciudadanos, sino también al medio ambiente. Los profesionales del sanatorio entienden que proteger al medio ambiente es también una forma de preservar la salud de las personas.

La construcción del Sanatorio Finochietto comenzó en el año 2011 a cargo de la Obra Social de Directivos de Empresas ASE (Acción Social Empresaria). Su arquitectura y tecnología sustentable lo convirtió en el primer sanatorio bio-eco inteligente de Latinoamérica. Para lograr esto, el Estudio AFS trabajó sobre la trayectoria solar, la geotermia, la aislación térmica, la eficiencia del equipamiento y la disminución del efecto isla de calor.

Hospitales verdes

La institución forma parte del programa “Pequeños cuidados, por un mundo saludable”, una iniciativa de la Red Global de Hospitales Verdes y Saludables y Salud sin Daño.

La Red Global de Hospitales Verdes y Saludables reúne a centros y sistemas de salud, y organizaciones profesionales y académicas vinculadas con el sector que buscan reducir su huella ecológica y promover la salud ambiental pública, y se sustenta en el compromiso de los miembros de poner en práctrica la Agenda Global para Hospitales Verdes y Saludables, un marco integral de salud ambiental para hospitales y sistemas de salud, cuyo lanzamiento se realizó en octubre de 2011.

Salud sin Daño es una organización que trabaja para transformar el sector salud a nivel mundial para que sea ecológicamente sostenible y promueva la salud y la justiciar ambientales. Sus objetivos principales son: proteger a la salud pública frente al cambio climático, reduciendo la huella de carbono del sector de la salud y promoviendo sistemas de salud resilientes al cambio climático; transformar la cadena de suministro del sector salud, estableciendo criterios de compras orientados hacia el empleo de productos y servicios saludables, sustentables y elaborados de forma ética; y construir liderazgo para la salud ambiental.

Ecología del sanatorio

Los aspectos sustentables que se han tenido en cuenta son los siguientes:

  • Protección solar en las fachadas con doble vidriado hermético.
  • Control centralizado y automatizado para todas las instalaciones energéticas y termomecánicas.
  • Recuperación de energía para reducir hasta un 80% las pérdidas producidas a través de las ventilaciones mecánicas.
  • Aires acondicionados de tipo VRV condensado por agua de gran eficiencia, mejorado mediante el uso de intercambio geotérmico que aprovecha las bajas temperaturas del subsuelo para la refrigeración. El sistema de geotermia se ubicó por debajo del segundo subsuelo, a 8 metros de profundidad, para intercambiar parte de la temperatura de las torres de enfriamiento con la tierra.
  • Terrazas verdes para reducir el efecto isla de calor, ralentizar el efluente pluvial y optimizar la aislación térmica.
  • Reutilización de aguas grises y pluviales para riego y descarga de sanitarios.
  • Iluminación de bajo consumo en todo el edificio, luz natural en los grandes halls y tecnología LED en exteriores.
  • Utilización de materiales de bajo impacto en la construcción, reduciendo los contaminantes peligrosos y las elevadas emisiones de partículas de difícil reciclado.

Sistemas de geotermia

La geotermia es la energía calorífica que transmite la tierra desde su núcleo hasta la corteza terrestre. Existen recursos de alta temperatura, ligados a volcanes, fumarolas, géiseres y aguas termales, pero estos no se hallan presentes en todo el territorio. En cambio, los recursos de temperaturas bajas, por debajo de los 25°C, están disponibles en cualquier lugar y son suficiente para la climatización de edificios y la obtención de agua caliente sanitaria.

El aprovechamiento de la energía geotérmica de baja temperatura se basa en la diferencia de temperatura que existe entre el aire y el terreno. Aproximadamente a partir de los 10 metros de profundidad, la temperatura se mantiene casi constante durante todo el año. Esto permite un intercambio eficiente de calor, y, por lo tanto, un menor consumo de energía y un mayor rendimiento.

Dependiendo de la configuración de la instalación, se pueden alcanzar cifras de ahorro energético frente a la calefacción eléctrica del 75%, y de entre el 32 y el 60% en comparación con la calefacción por gas natural. Además de ahorrar en energía, también se reducen las emisiones de CO2.

Salud para el medio ambiente

Esta iniciativa de la Red Global de Hospitales Verdes y Saludables y de Salud sin Daño no tiene demasiada difusión, y la sustentabilidad de los centros de salud no es algo que se tenga lo suficientemente en cuenta. Por eso es importante empezar a ser conscientes de que la ecología es algo transversal a todos los demás aspectos de la vida, y no por enfocarnos en la salud de las personas debemos dejar relegada la salud del medio ambiente.

Fuente: Sanatorio Finochietto | Salud sin Daño | Red Global de Hospitales Verdes y Saludables | REHAU

María Comesaña

Etiquetas: