Las criptomonedas y el medio ambiente

Actualmente se está hablando mucho a través de diferentes medios sobre las criptomonedas o criptodivisas, en otras palabras, lo que se conoce como dinero digital. No hay monedas ni billetes físicos, todo es en línea. Utilizando la criptografía para asegurar las transacciones, controlar la creación de unidades adicionales y verificar la transferencia de activos usando tecnologías de registro distribuido.

Se le puede transferir criptomonedas a alguien en internet sin ningún intermediario; siendo a día de hoy las cripto más conocidas el Bitcoin y el Ethereum, aunque hay muchísimas más.

La gente podría usar criptomonedas para hacer pagos rápidos y para evitar los cargos de transacción. Algunas personas podrían adquirir criptomonedas como una inversión, con la esperanza de que aumente su valor.

En cuanto a su compra, esta puede ser con una tarjeta de crédito o, en algunos casos, a través de un proceso llamado “minería”. Además, estas se pueden almacenar en un monedero o cartera digital, ya sea en línea, en su computadora o en otro soporte físico.

Características de una criptomoneda

Sus principales características son:

  • Criptografía: Utilizan técnicas de cifrado para realizar cobros y pagos seguros
  • Descentralización: No necesitan ser controladas por ninguna institución
  • No hay posibilidad de falsificación o duplicación: Un sistema criptográfico protege a los usuarios
  • No hay intermediarios: Contacto directo persona a persona
  • Las transacciones son irreversibles: Una vez se efectúe el pago, no hay posibilidad de cancelación
  • Se pueden intercambiar por otras divisas
  • Privacidad de uso: No es necesario revelar tu identidad al hacer negocios

Ventajas y desventajas de las criptomonedas

Las ventajas principales son:

  • Bajos costos de transacción, como consecuencia de la no presencia de intermediarios
  • Seguridad, debido a que cada moneda pertenece solo a su dueño
  • Transparencia, ya que las transacciones se incorporan en un registro de acceso libre
  • Se acumula en un espacio ínfimo como es un USB

En cuanto a sus desventajas, se pueden mencionar:

  • Volatilidad de sus precios
  • Falta de aceptación actual por algunas empresas
  • Al no necesitar un regulador como el Gobierno o el Banco Central y proporcionar privacidad pueden ser utilizadas para transacciones ilegales
  • Daño medioambiental

La desventaja medioambiental

Esta desventaja  se refiere al consumo eléctrico. Si el bitcoin fuera un país, consumiría más electricidad al año que Finlandia, Suiza o Argentina, según un análisis del Centro de Finanzas Alternativas de la Universidad de Cambridge (CCAF, por sus siglas en inglés).

Eso ocurre porque el proceso de «minar» la criptomoneda, una de las formas de compra de la moneda mencionada anteriormente, utiliza gigantescos servidores que no cesan de trabajar, consumiendo así mucha energía.

La minería de bitcoins utiliza cerca de 143 teravatios-hora (TWh) de electricidad al año, un récord que provoca un fuerte impacto en el medioambiente y supera a una larga lista de países.

Fuente: es.statista.com

Esto se debe a que las máquinas dedicadas a «minar» o extraer bitcoins, son ordenadores especializados que se conectan a la red de criptomonedas. Su trabajo es verificar las transacciones realizadas por las personas que envían o reciben la divisa, en un proceso que implica resolver complejos acertijos matemáticos.

Como recompensa, los mineros ocasionalmente reciben pequeñas cantidades de bitcoin en lo que a menudo se compara con una lotería.

Para aumentar las ganancias, los mineros conectan una gran cantidad de computadores, con el objetivo de aumentar sus posibilidades de conseguir bitcoin. Y como los computadores trabajan casi día y noche para completar los rompecabezas, el consumo eléctrico es muy alto.

¡Encontrá más artículos como este en ecociudades.ar!

Fuentes: economipedia.com/ bbc.com

Tomás Tabbita

tomas.ecociudades@gmail.com