Parque Provincial Ernesto Tornquist – Sierra de la Ventana

Nuestro país cuenta con gran cantidad de reservas y parques provinciales a lo largo de todo su territorio. Muchos de estos sitios aprovechan sus recursos naturales, paisajísticos y culturales para impulsar actividades que redundan no solo en conservación y restauración de la vida silvestre de la región, sino también en el desarrollo productivo y económico.

En la provincia de Buenos Aires, uno de ellos es el Parque Provincial Ernesto Tornquist – Sierra de la Ventana, y en este nuevo artículo de ecociudades te contaremos sobre él.

Parque Provincial Ernesto Tornquist – Sierra de la Ventana

Ubicado al sud-oeste de la provincia de Buenos Aires, en el partido de Tornquist, en la formación de las Sierras Australes o Sistema de Ventania, que tienen unos 500 millones de años de antigüedad.

Fue creado en 1937 y constituye uno de los pilares en los que se asienta el actual Sistema de Áreas Naturales de la provincia. Además, debido a sus hermosos paisajes serranos, quedando emplazado en su interior el Monumento Natural Cerro de la Ventana, se convirtió en un excelente sitio para la realización de eco-turismo.

El Parque Provincial Ernesto Tornquist ofrece una alta diversidad y la mayor concentración de endemismos de la provincia, siendo además una zona de protección de cuencas hidrográficas, donde se reúnen importantes valores de conservación.

Conserva el último reducto del pastizal pampeano serrano, así como sus numerosas especies endémicas, y a su vez, preserva rasgos geológicos característicos como sus plegamientos, cuencas hidrográficas donde nacen arroyos y ríos importantes.

Aspectos ecológicos-ambientales

El Parque es una excepción al resto del área por su clima, promedio de lluvias y altitud. Por estas características es que se convierte en un sitio de especies endémicas, como lo son las iguanas de cobre y al menos tres especies vegetales: el Llantén plateado, Festuca ventanícola y Senecio ventanensis.

  • Flora

Más de 300 especies de plantas vasculares conforman la enorme diversidad de la flora autóctona y foránea del Parque, distribuidas a lo largo de la base de los cerros, en las barrancas de los arroyos y en los valles, tales como las típicas gramíneas, que constituyen la formación vegetal dominante de esta región.

  • Fauna

La fauna autóctona incluye mamíferos como guanacos, especie que en el pasado pobló en gran número la región. En la actualidad, el Parque Provincial Ernesto Tornquist es el refugio de la última manada de guanacos salvajes en todo el territorio de la provincia de Buenos Aires. Además se encuentran zorros, zorrinos, peludos, mulitas y vizcachas. Así mismo, fueron introducidos en la zona caballos cimarrones, ciervos y cabras de Angora.

Dentro del grupo de las aves se pueden encontrar: perdices, picos de plata, varios tipos de tordos, lechucitas de las vizcacheras y aves rapaces como halconcitos, lechuzones y águilas moras; habiendo también aves carroñeras como caranchos y chimangos.

Este Parque ha sido designado como un Área de Importancia para la Conservación de las Aves (AICA) gracias a la concentración elevada de especies endémicas y a la gran diversidad vegetal que las sustenta.

¿Qué se puede hacer en el Parque?

En el Parque se pueden desarrollar diversas actividades, que incluyen senderos guiados (Arte Rupestre, Huella Ancha, Cinco Desafíos y Jardín Botánico Pillahuincó) y autoguiados (Cerro Bahía Blanca y Claro Oscuro).

Por otro lado, también se puede conocer el Sector Base Cerro Bahía Blanca; ubicado en el kilómetro 220 de la Ruta 76, a 22 km de la localidad de Sierra de la Ventana y a 5 km de Villa Ventana.

Además, en el Parque se puede visitar el Mirador del Casuhati (roca grande o lugar alto de avistaje), donde desde su cumbre se obtiene la mejor vista panorámica del Cerro de la Ventana.

¡Encontrá más artículos como este en la web de ecociudades!

Fuente: opds.gba.gov.ar

Tomás Tabbita

tomas.ecociudades@gmail.com