Los beneficios de las Estufas Económicas

estufa rocket

Durante el invierno, aumenta considerablemente la demanda de energía eléctrica y gas, debido al uso de estufas para contrarrestar las bajas temperaturas. En viviendas e instituciones donde no hay acceso, por falta de infraestructura o costos muy elevados, se dificulta transitar esos meses, generando enfermedades y disminuyendo la calidad de vida. Una alternativa para todo tipo de hogares es implementar estufas de masa térmica, mediante la bioconstrucción, como un modo económico, ambientalmente sustentable, energéticamente eficiente y seguro de construcción de viviendas.

Las mismas, conocidas como Estufas Rocket, son un sistema de calefacción de ambientes eficiente que funciona muy bien con pequeños trozos de madera, como los restos de poda. Esto es una ventaja ya que suele ser material de descarte, que en muchos municipios son un problema para su disposición final. Son de fácil construcción y muy accesibles, por el bajo costo de los materiales para construirlas.

Su aplicación disminuye considerablemente el consumo de gas envasado y energía eléctrica para calefacción. Además reduce la cantidad de residuos que terminan siendo dispuestos en vertederos controlados y/o rellenos sanitarios.

Su principal ventaja

Estas estufas logran aprovechar hasta el 70% del calor contenido en el combustible, que luego se transfiere al interior del ambiente a calefaccionar. Lo logran gracias a que poseen una cámara de alta temperatura, que permite quemar los gases de combustión y los sólidos suspendidos en ellos. Estos gases normalmente se pierden por la chimenea en forma de humo. Además, cuentan con un banco térmico y paredes que rodean a las cámaras de combustión, que permiten la acumulación posterior del calor generado. Esto hace que continúe irradiando calor varias horas después de haberse apagado, de manera que está encendida sólo algunas horas por día, ahorrando leña. En contraposición, los tipos de calefacción tradicionales existentes en el mercado aprovechan solo el 30% del combustible.

Cómo se compone una Estufa Rocket.

El hecho de que se quemen los gases de combustión y los sólidos suspendidos disminuye la contaminación ambiental generada. Esto también la hace muy segura, ya que el producto final es únicamente dióxido de carbono (y no monóxido, que es letal), el cual es evacuado al exterior mediante su chimenea. Para darnos una idea, una estufa de 12.000 kcal/h, capaz de calefaccionar una habitación de 85m3 o de 30m2 de superficie aproximadamente (considerando una altura del recinto estándar de 3 m). Necesitan fuegos cortos (2-4 horas) y calientes (en torno a 1000ºC) que generan mucho calor. La estufa, una vez cargada (2 a 4 horas de fuego al día), devuelve el calor lentamente, bajo forma de radiación, a lo largo de 12-24h. El banco térmico puede recorrer varias habitaciones de la vivienda calefaccionando también esos espacios.

En los modelos actuales se puede incorporar un horno, plancha, o sistema de recuperación de agua caliente sanitaria. Lo cual permite añadir aún más valor y funcionalidad a estas estufas.

En el día a día

La independencia energética de las Rocket hace su mantenimiento mucho más sencillo y económico: la limpieza de la ceniza de la caja de fuego se realiza cada dos o tres días y, una vez al año se limpian los conductos. Al no incorporar elementos electrónicos, su vida útil también es mucho más larga que la de los aparatos modernos.

Un proyecto provincial

En el año 2015, la Secretaría de Estado de Energía de la provincia de Santa Fe, a través de la Subsecretaría de Energías Renovables, comenzó con la distribución de los manuales para la construcción de estas estufas económicas. El programa se llamó Construyendo Calidez, y a través de esta acción impulsaba la autoconstrucción de las Rocket para promover la independencia energética y aprovechar un residuo problemático de la zona: los restos de poda.

Les dejamos el link para descargarlo apretando aquí.

Para finalizar remarcamos que el uso racional y eficiente de la energía y la implementación de fuentes renovables, deben convertirse en una verdadera política de Estado para un desarrollo energético sustentable y socialmente equitativo.

Fuentes: santafe.gob.ar / cenpat.conicet.gov.ar / ecoinventos.com

Ángela Boggon.