Tejas ecológicas capaces de generar energía

La empresa brasilera Telite creó tejas con grafeno capaces de generar energía limpia todo el año. El grafeno es un metal que, debido a sus particulares características, es capaz de producir energía solar. Puede convertir un fotón en múltiples electrones capaces de conducir la electricidad.

El grafeno

El grafeno es un nanomaterial compuesto por una agrupación de átomos de carbono que están colocados con una configuración hexagonal, similar a la de un panal de abejas. Se trata de una capa de carbono que forma un material con un grosor muy pequeño.

Las investigaciones sobre este material están relacionadas en gran parte con su uso en paneles fotovoltaicos, debido a su transparencia y su conductividad. Además, permite crear sistemas de almacenamiento de energía con mayores capacidades.

La innovación de Telite

Telite es una compañía que inició fabricando baldosas de fibra de vidrio, pero con el tiempo comenzaron a investigar la producción de baldosas con insumos desechables.

Ahora, la empresa ha diseñado un nuevo modelo de tejado con grafeno. Según Telite, cuatro unidades de estas tejas son suficientes para generar hasta 30 KW por mes, lo cual alcanza para abastecer un hogar promedio por ese período de tiempo. Otra de las ventajas que tiene el producto es que puede llegar a los 80 años.

“Nuestro objetivo era desarrollar una tecnología que llegara a todas las clases sociales. Esto garantiza la posibilidad de llevar energía limpia y renovable a lugares que aún carecen de electricidad (…)”, dice Leonardo Retto, director general de Telite.

“Estamos en la etapa de certificación y la idea es tener diferentes regiones, con diferentes climas, para realizar nuestras pruebas de más de cuatro años”, completa el director general de la empresa.

Características de las tejas ecológicas

Las tejas de grafeno se desarrollan en polietileno de alta densidad (HDPE), que tiene propiedades mecánicas y térmicas que se utilizan para infraestructuras de alta durabilidad y fácil instalación.

Las placas tienen un peso aproximado de 7 kg y un largo de poco más de 2 metros. Un punto importante que señala Telite es que la capa de grafeno se puede aplicar a cualquier teja, lo que facilita que se pueda instalar en grandes áreas.

Más avances sobre el grafeno

Un grupo de investigadores chinos han dado un paso más desarrollando paneles solares-pluviales de grafeno que generan energía con el agua de lluvia. Estas placas llevan un recubrimiento de grafeno que reacciona con los iones de las gotas para crear electricidad. Los científicos aún tienen que perfeccionar su funcionamiento, ya que en días de sol aún no mejoran el rendimiento de los actuales paneles, pero podría ser una solución perfecta para aprovechar los beneficios para aprovechar los beneficios de la energía solar en zonas de baja insolación.

Fuentes: I’mnovation | Portal Ambiental

María Comesaña Britos