Los baños secos

Cada vez que apretamos el botón del inodoro se consumen entre 5 y 10 litros de agua, y muchas veces es algo que tenemos normalizado, sin embargo:

  1. No todos tienen acceso a agua potable o a instalaciones de saneamiento. Por ejemplo, en Argentina, según el censo del 2010, el 48% de los hogares no tiene conexión a la red cloacal.
  2. El agua es un recurso valioso, que por la sobreexplotación y contaminación a la que la hemos sometido, se volvió limitado y escaso.

Además, requieren grandes obras de infraestructura, operación y mantenimiento. Estos sistemas basados en agua diluyen las excretas y generan grandes volúmenes de efluentes cloacales que deben ser tratados con sistemas de alta tecnología y elevado costo.

Una alternativa ecológica que podemos encontrar es la de los baños secos, también llamados baños ecológicos.

¿Qué son los baños secos?

Un baño seco es un inodoro que funciona sin utilizar agua para la descarga de los excrementos (orina y heces). Pueden clasificarse entre sistemas con o sin separación de orina. Para degradar la materia orgánica, el método usado para aquellos en los que se separan las excretas es la desecación, y la fermentación para el segundo caso.

¿Cómo funciona un baño seco? Fuente:  Biosánita

En ambos tipos, la degradación de la materia orgánica hace que se vuelva inocua, e incluso pueda utilizarse como fertilizante para la tierra. Para asegurar el correcto saneamiento de los residuos cloacales y obtener un abono de mejor calidad, en algunos casos se aplica el lombri-compostaje, como es el caso de la Ecovilla Gaia. Es decir que las lombrices aceleran el proceso de degradación. La diferencia al separar la orina es que al no mezclarse se disminuyen los olores, esta se puede utilizar como un fertilizante aparte, facilita el tratamiento y no se utiliza nada de agua.

Si bien puede sonar novedoso, los primeros baños secos de los que se tenga registro fueron instalados en casas con varios pisos de pueblos de Yemen y se utilizaron por cientos de años. Los baños secos con separación de orina con doble cámara de se diseñaron originalmente en 1950 en el Laboratorio de Salud Pública de la prefectura de Kanagawa, Japón, y se siguieron desarrollando en 1960 en Vietnam para aumentar la seguridad e higiene de la excreta reutilizada en la agricultura.

Baño seco con separación de orina de doble cámara de deshidratación. Fuente: INTI, 2016.

¿Cuáles son sus ventajas?

  • Ahorro de agua y energía.
  • No necesita grandes obras de infraestructura como las redes cloacales.
  • Es más económico.
  • Si se aplica correctamente, es un sistema seguro que no produce efluentes peligrosos y disminuye la acción de los patógenos más rápidamente.
  • No contamina fuentes de agua subterránea ni utiliza sustancias biocidas.
  • El compost resultante puede utilizarse como fertilizante para el suelo.
Ejemplos de baños secos. Fuente: arquitecturayempresa.es

Sus mayores desventajas son, por un lado, las trabas culturales que dificultan su aceptación. Por el otro, es que no es fácil de aplicar en zonas muy pobladas, principalmente urbanas, y su mal manejo podría disminuir su seguridad.

¿Y vos, habías escuchado hablar de esta alternativa?

Ángela Boggon.

Fuentes: INTI, 2016. «Sistemasde saneamiento seco con separaciónde orina.» | arquitecturayempresa.es | gaia.org.ar | argentina.org.ar | biosanita.org.ar